15 años después todavía le pregunto a viejo mi ¿Qué hago?

Desde el terremoto no había venido a visitar a mi viejo. Hoy estoy ante su tumba en una conversación sin café ni cigarrillos, cosa que nunca antes pasó.

¿Qué contarle? ¿Qué le puede interesar? ¿Habrá algo que ya no lo sepa? 

Estás preguntas no son de hoy, son desde un siempre… desde que empezó a enseñarme cómo usar la frase que está en su lápida: ver las cosas como son y no como deberían ser.

¿Que me trajo en este viernes aquí, en este sitio en que hace más de 15 años dejé a mi padre?

Vengo a decirle que es hora de cambiarse de lugar, que es momento para iniciar una nueva vida allá donde siempre soñó: su viejo y amado Puerto Cayo.

El siguiente paso es complejo, no se cómo cumplirlo… por eso también estoy aquí. 

Viejo ¿Qué hago?

Marinero y viejo auditor, campesino y lector, deben ser sufientes experiencias para que me orienten… aunque poco recuerde su voz y muchos sus gestos.

En esta cripta no hay gente, creo que prenderé un cigarrillo para ver las señales que mi padre me de para ir ‘hacer lo que se debe hacer y punto.’ (Otra de sus lecciones).

… se apagó el cigarrillo, las lágrimas se han secado y mente está clara. 

Si viejo… cumplo mi palabra, aquella que te dí el día de tu último aliento, aquella que repetí cuando te traje acá y supe que nunca más te vería.

¡¡Ya regreso… Pá!!

Mini post. Portoviejo: ¿Qué pasará cuando se entreguen los resultados del estudio de suelos?

¿Qué están haciendo? Fue mi pregunta diracta a una joven mujer que lucia un chaleco fluoresente con el logo de la Universidad Técnica de Manabí.

Frente a ella esta un aparatito conectado a otros similares con un cable que se encontraba sobre la vereda en la Av. Manabí, a la entrada de la zona cero de Portoviejo.

Sin tapujos me dijo: es un proyecto para análisis de suelos y conocer si es o no factible construir en ellos. 

Al final de la cuadra, en la esquina, estaba el final del cable pero conectado a una computadora.

Aquella joven mujer, cuyo nombre nunca lo supe, me aseguró que los resultados de esos estudios permitirían tomar decisiones sobre las construcciones que se encuentran en esa cuadra.

Conozco que es la primera vez que se hace este tipo de estudios en Portoviejo.

Equipos que miden las vibraciones de suelo

Mini post. Volqueteros: amos y señores de las vías

Es un misterio el entender por qué los volqueteros tiene ‘licencia’ para lo que sea.

En la vía Portoviejo – Manta es común mirar a las volquetas transitar a como bien les interesa a los choferes; asumo que son profesionales.

En la foto de portada esta volqueta sin placas y con carga descubierta, se mantuvo en el carril izquierdo desde el puente Bellavista hasta el peaje.

Problemas con volqueteros.
La única identificación de la volqueta es la marca de la cooperativa a la se supone pertenece.

Ha muerto el rey… ¡Viva el rey!

El título de este comentario es lo único que se me viene a la mente cuando pienso en el próximo Gobierno de Ecuador.

Esa expresión la aprendí de mis padres y la mencionaban cada vez que existían cambios de gobierno y ellos, como funcionarios, debía adaptarse a los nuevos jefes; pero su origen, según algunos historiadores, data de  1705 y se le atribuye al rey Felipe V el Animoso.

Cuentan que Felipe V lideró a sus tropas en el asalto del castillo de Montjuic, en Barcelona, que era defendido por el archiduque Carlos de Austria y que por temor a que el monarca pudiera sufrir algún percance por el intenso fuego enemigo, uno de sus hombres le rogó que se pusiera a cubierto: “Majestad, soldados hay miles, y rey no hay más que uno”. A esto replicó el primer Borbón español: “Si el rey muere, otro habrá, que a rey muerto, rey puesto”, de allí se transformó a “El rey ha muerto, ¡viva el rey!”

Para otros,  la rapidez en la elección del nuevo monarca se debía a que imperaba el método de la herencia del trono por parentesco, basada en el absurdo derecho divino que permitió la conformación de las llamadas dinastías; la frase de uso ceremonial, fue mencionada durante un extenso lapso en las comunidades europeas, particularmente en Francia de los siglos XVI hasta el XVIII, en que se exclamaba delante del pueblo para despedir al soberano fallecido y para reconocer de inmediato a su sucesor.

Ya en el Ecuador del Siglo XXI, es indiscutible la influencia general que tiene el actual mandatario sobre todo el sistema de gobierno, incluye las otras cuatro funciones del Estado, y que durante una década logro imponer su estilo a través de métodos aplaudidos y cuestionados.

Pareciese que el 23 de mayo de 2017 ese periodo llegará a su fin, para que al día siguiente otro mandatario, que emerge del mismo entorno del saliente, asuma el poder, producto de unas -así mismo- aplaudidas y cuestionadas elecciones, organizadas por la Función Electoral.

Días previos cambio de gobernante, la Función Legislativa, de corte gobiernista, cederá el trabajo a los nuevos asambleístas que en su mayoría son también de las filas del oficialismo y que antes de candidatizarse fueron -en gran porcentaje- importantes funcionarios del régimen saliente.

Y existe una arista adicional: el actual Vicepresidente también seguirá de Vicepresidente.

El escenario descrito está enmarcado en la comunión existente entre el partido de gobierno Alianza PAIS y una mayoría de gobiernos locales o llamados GAD’s (juntas parroquiales, municipalidades y prefecturas).

Cierra el círculo de poder la Función Judicial y la Función de Transparencia y Control Social, cuyos titulares también seguirán siendo los mismos a partir del 25 de mayo de 2017.

Ese circulo está reforzado con los mismos funcionarios que ejercen autoridad y que son los voceros del partido dominante.

Fuera de ese círculo quedan los otros partidos políticos diezmados, casi aniquilados y… los otros ciudadanos.

Foto: portal gubernamental elciudadano.gob.ec

Mini post: ¿Por qué tanta prisa repentina en una obra vial en Manabí?

Al inició del feriado de tres días en Ecuador, pude ver en la vía La Pila – Jipijapa un inusual movimiento para trabajos viales.

Uso esa vía cada fin de semana y siempre he visto un avance lento en ese proyecto de reparar esa carretera. 

Y como ahora es mi costumbre ¿Qué está pasando para que el contratista de esa obra haya puesto tanta maquinaria a trabajar? 

Cuando escribo esto es sábado 29 de abril de 2017, el primero de tres días de los ahora infaltables feriados más turísticos que cívicos.

¿Tendrá algo que ver con la convención del partido político más poderoso del Ecuador?

Está confirmado que el 1 de mayo la mencionada cita se cumplirá en Portoviejo.

Mini post de prueba con mi sala de redacción movil

No lo había pensado: en mis manos llevo una cámara fotográfica, una máquina de escribir, papel y lápiz. 

Tengo las herramientas necesarias para publicar en mis blogs una nota cuando lo crea conveniente. 

Esta idea me vino a la mente cuando conversé con mi apreciado amigo Carlos Intriago Macías y tuvo a bien obserquiarme un libro sobre televisión, que es de su autoría. 

La portada lo dice todo y este es mi primer mini post.

Texto que narra los componentes básicos para hacer televisión.

Lo dije en el 2001: lo justo no siempre es legal y los ladrones son gente honrada

¿Autonomía de Manabí?

16 años después encuentro uno de esos artículos míos que El Autonomista dignamente publicó, lo leí como si fuese la primera vez y me dejó la sensación que nunca pasó el tiempo por lo allí expresado. Aunque me di cuenta que mi redacción ha cambiado mucho.

En diciembre del 2001 el escrito llevó como título “Tribulaciones para la Autonomía Manabita”, hoy lo transcribo tal cual quedó perennizado en un papel:

Una de las actividades humanas que están de moda es la investigación. Investigar es realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los conocimientos sobre determinado asunto y lo importante de este trabajo son las las conclusiones y las recomendaciones, que pueden ser la verdad o una verdad. Pero ocasiones, al final de un trabajo, otras se desmoronan y atribulan atrozmente. 

Definitivamente estamos viviendo en la era de la comunicación, pero también nos espera la era de la incomprensión y la desinformación. La globalización, los conflictos aumentan y existen muchos puntos de vista diversos sobre un mismo asunto, todos estos aspectos confabulan para que la sociedad, en su conjunto, sufra de un estancamiento desesperante.

Frente a este panorama existe un grupo de profesionales que tienen una función vital al interior de la sociedad, me refiero a los periodistas; este conglomerado humano posee la misión de mantener un estrecho vínculo entre los componentes individuales y colectivos de una nación, de una región, de un continente, de todo el planeta, usando a los medios de comunicación social.

No obstante, no todos los que están al interior de un medio de comunicación son periodistas, algunos son publicistas, diseñadores, vendedores, articulistas, comentaristas, administrativos y variedad de técnicos; pero los periodistas son el alma, en primera instancia y luego los comentaristas.

Hace algunos días preparé un trabajo sobre ética periodística y como parte del proceso de preparación realice una comparación entre lo mencionado en varios escritos y la realidad a la que me enfrento como profesional, de seguro es la misma a la del resto de colegas.

El resultado fue el planteamiento de nuevos paradigmas: lo justo no siempre es legal, la verdad está en manos de los jueces, los ladrones son gente honrada, no existe la ética con el estómago vacío, el dinero no lo es todo pero lo compra todo, la publicidad manda y el periodismo calla, unos pocos pueden más que la mayoría, la democracia es la tiranía del voto, la política es un buen negocio, las películas de Cantinflas siguen mostrando la realidad.

Muchas de estas expresiones ya son parte del lenguaje popular en forma sarcástica.

Y bien, si Manabí está en proceso de consolidar su autonomía, es necesario que el periodismo provincial asuma con verdadera responsabilidad sus obligaciones sociales y, de igual forma, exija el cumplimiento de sus derechos, con el fin de que quienes habitamos en esta parte de Ecuador tengamos la capacidad de entendernos, de estar informados y de enfrentar la parte negativa de la globalización; pero también para que en esta forma de gobierno esos nuevos paradigmas sean eliminados indefectiblemente.

Uno de los parámetros de medición del desarrollo de la provincia es la prosperidad, calidad y competitividad de sus periodistas. Buenos periodistas, buenos medios de comunicación y, obviamente, Manabí grande.

Los periodistas denuncian, mejor dicho, denunciamos  públicamente la falta de soluciones a las falencias sociales sin darnos cuenta que son las mismas de las que sufrimos: no hay lideres y no tenemos uno, los derechos se cumplen a medias y los nuestros nunca, no hay cumplimiento de obligaciones y estamos en las mismas, existe ingobernabilidad y somos arbitrarios.

Estas, esas y aquellas conclusiones desintegraron los sueños y las verdades del legítimo periodismo, por lo tanto la sociedad a la cual nos pertenecemos está atrofiada y seguirá así mientras el ente gremial provincial, que tiene a su cargo el manejo social de esta clase, siga sin asumir un liderazgo efectivo; esta es una tribulación para la Autonomía de Manabí.

Raúl Zavala Mosquera, 6 de diciembre de 2001.